print

La actividad desarrollada en el auditorio de la Contraloría Regional versó sobre la ley 20.830 de Acuerdo de Unión Civil, organizada por la Comisión de Derechos Humanos y Género de la Asociación de Magistrados.

La jornada contó con una alta participación de la comunidad jurídica, autoridades y estudiantes universitarios y la UNAP estuvo representada por el jefe de la carrera de Derecho, Arnaldo Gutiérrez, que expuso un “Análisis crítico de los efectos personales y patrimoniales del Acuerdo de Unión Civil”. El académico expresó que estamos frente a una pésima legislación, con escasa regulación de los deberes personales, temas como la fidelidad y el respeto mutuo ni se mencionan, tampoco se potencia el principio de solidaridad familiar, sino que se establece como regla general la separación total de bienes o por acuerdo mutuo. “Podemos señalar que estamos frente a una legislación deficiente que generará problemas de lagunas y de interpretación que deberán resolver los magistrados de familia y justicia privada”.

El acuerdo de Unión Civil empieza a regir este mes y reconoce un nuevo estado civil, regulando ante la ley diversos aspectos familiares, patrimoniales, de salud, laborales y previsionales entre parejas del mismo sexo como de distinto sexo.

En la oportunidad expusieron también el Presidente de la Fundación IGUALES, Luis Larraín, el matrón y académico experto en temas de género, Claudio Ovando y la Presidenta de la Asociación regional de Magistrados Malleco Cautin, Patricia Villarreal.

Compartir