print

Luego de la polémica que generó el proceso de tala de árboles que realizó el reciente fin de semana la empresa Frontel, el Alcalde de la ciudad de Victoria, Javier Jaramillo, se reunión con el Gerente Zonal de Frontel para expresarle el malestar general de la comunidad y solicitar que este tipo de situaciones no se vuelvan a repetir.

Una conversación pendiente fue la que se zanjó durante la mañana de este miércoles, entre el Alcalde de la comuna de Victoria, Javier Jaramillo y el Gerente Zonal de la empresa FRONTEL, Patricio Sáez, oportunidad en que la primera autoridad comunal le expresó el malestar que generó en la comunidad, la poda, que finalmente terminó siendo una tala indiscriminada por parte de la empresa, de árboles emblemáticos en diversos sectores y barrios de nuestra ciudad.

“Hemos conversado con mucha firmeza y con mucha franqueza con la gente de FRONTEL, y le hemos hecho ver nuestro malestar, y el malestar de la ciudadanía frente a los trabajos que llevaron adelante el día domingo. Hemos sido muy claros en exigir que ése tipo de situaciones no se puede repetir; la empresa debe respetar la ciudad en la que presta servicios, y ese respeto pasa por respetar todos los componentes que dan vida a la ciudad, y en este caso el medio ambiente, nuestros árboles son un elemento importantísimo, es por eso que le hemos pedido, entendiendo que este tipo de labores son necesarias y están normadas por la Ley, que se comunique con antelación a los vecinos, que se planifique el trabajo, que se realice en los tiempos de poda que corresponde y por supuesto, que se me informe con antelación y detalles cuando se proyecte realizar una jornada similar en nuestra ciudad”.

Por su parte la empresa FRONTEL, y entendiendo los efectos del procedimiento realizado el día domingo, anunció la suspensión indefinida de la poda de árboles y comprometiéndose a trabajar de manera más estrecha con el municipio.

Compartir