print
Aprobada iniciativa de Diputado Chahín, rige a partir del 1 de Enero 2017.

Se verán beneficiados en La Araucania, cerca de 2500 conductores de transporte público urbano y rural

El Diputado Fuad Chahín destacó la aprobación de la indicación en el presupuesto 2017 del Ministerio de Transporte para que las rebajas tarifarias a raíz de subsidios del Transantiago en regiones no signifique un menoscabo en el total de las remuneraciones de los choferes del transporte público mayor.

Así lo explicó el legislador, quien fue autor de la iniciativa junto al sindicato de choferes del transporte público de Temuco y Padre Las Casas, donde se logró establecer en la glosa que “en los contratos de trabajo las partes deberán convenir la forma en que la entrega del subsidio implique una rebaja tarifaria se vea reflejada en la remuneración que perciba el trabajador que se desempeñe como conductor”.

En el fondo, sostuvo Fuad Chahín, “en los cortes de boleto y un porcentaje de la tarifa, los conductores tenían un menoscabo en su sueldo desde el año 2010, ya que algunas empresas no cubrían esta merma por rebaja en la tarifa, ya sea por tarifa escolar u otras. Es por ello, precisó el legislador, que establecimos una compensación a la remuneración de los trabajadores con cargo al subsidio que el Estado le entrega a los empresarios, con ello estamos entregando dignidad e integridad en sus remuneraciones, brindando además un clima virtuoso en la relación entre empresa, trabajador y los usuarios del transporte público”.

Los dirigentes expresaron que “hoy la marraqueta es más crujiente gracias al apoyo del parlamentario y del Gobierno, con un beneficio que tendrán todos los conductores urbanos y rurales del país. Desde el año 2010 venimos sufriendo esta merma, la que se termina con esta indicación en la ley, la que se debe aplicar con un anexo en los contratos y que la Dirección del Trabajo y el Ministerio del Trabajo la hagan cumplir a partir de enero de 2017”.

Por último, comentó el parlamentario de La Araucanía, “necesitamos que existan equilibrios entre los aportes del Estado al funcionamiento del sistema y a la vez con sus trabajadores, quienes son en definitiva, los que están largas horas tras el volante y quienes merecen mejoras en un servicio que aún es precario frente a la dignidad laboral de las personas”, concluyó.

Compartir