print

Se trata de una iniciativa que establece la obligación de pesar los cilindros de hasta 45 kilos al momento de su venta.

Los diputados DC Fuad Chahin, Marcelo Chávez, Iván Flores, Iván Fuentes y Víctor Torres, ingresaron un proyecto que modifica la Ley del Consumidor, obligando a las empresas distribuidoras de gas a pesar los cilindros vendidos a los clientes a fin de determinar el peso exacto de gas que la empresa entrega, y descontar el peso del remanente de gas que queda en los balones que son intercambiados en la venta.

Al respecto, el Diputado Chahin planteó que “Este es un problema cotidiano que afecta principalmente a las familias de menores recursos que utilizan el gas licuado en sus hogares, cuando están comprando un cilindro de 15 kilos por ejemplo, hacen entrega de un balón que está vacío, pero que muchas veces contiene aún  1, 2, o 3 kilos de gas que ya pagaron, pero que no pueden utilizar porque los artefactos no funcionan bien con la cantidad que queda en el cilindro y al intercambiar este cilindro están perdiendo ese gas. La empresa distribuidora lo que hace es rellenar ese cilindro y revender ese gas a otro cliente, eso, a nuestro juicio, es un enriquecimiento sin causa e injusto para el consumidor”.

En este contexto el Diputado Fuad Chahín agregó que “ayer nos reunimos con el Superintendente de Electricidad y Combustibles, Luis Ávila  y el está completamente de acuerdo con la iniciativa, ya que esto va en beneficio directo a las familias más pobres de  nuestro país  que son las que utilizan el gas licuado para cocinar, ducharse, calefaccionar sus hogares, y que  por cilindro entregado a las empresas están  perdiendo un porcentaje que varía entre un 5% a un 20%, dependiendo de la temperatura, lo que hace este problema aún más injusto para las regiones del sur de nuestro país”.

En este sentido, el Diputado Iván Fuentes explicó que “lo que se está pidiendo es que los camiones repartidores y las empresas de distribución pesen los balones de gas que entregan y reciben para que a las personas se les cobre el valor justo por el  gas que consumen, descontando los kilos que quedan en el balón de gas que  las personas  entregan a los repartidores, y para eso en los camiones como en las empresas tendrán que contar con una balanza que permita medir esta diferencia”.

En la misma línea, el Diputado Marcelo Chávez agregó que “con este proyecto queremos regular  una situación que nos parece injusta y es que los consumidores paguen por un gas licuado que no están utilizando, estamos perfeccionando la una norma y esto contempla que todo local y vehículo de expendio de gas, deberá contar con una balanza, la que debe encontrarse en un lugar visible a fin de que en presencia del cliente se constate el peso real de gas que queda al interior del  cilindro y así pagar el precio que corresponde por el que lleva. Además de informar de manera clara y visible la tara, o peso del cilindro metálico, correspondiente a cada uno de los distintos tipos de contenedores de gas.”

Compartir