print

Un final feliz tuvo en horas de esta mañana la travesía del joven artesano Victoriense, Carlos Herrera, quien se había visto imposibilitado de vender sus trabajos en madera en el centro de nuestra ciudad, debido a que no contaba con permiso para comercializar sus creaciones.

La sensible historia de este joven ha generado bastante apoyo en las redes sociales de nuestra comuna, esto debido a que Carlos pese a un problema en su columna y los diversos medicamentos que debe adquirir a un alto valor, tiene que diariamente salir a vender sus artesanías para llevar el sustento a su hogar que comparte con sus hijas y familia.

PERMISO EN LA MANO.

Esta mañana Carlos Herrera en compañía del Concejal Ariel Guzmán, realizaron gestiones en el servicio de impuestos internos para poder optar al permiso municipal de vendedor ambulante, documento que finalmente le fue entregado cerca de este medio día.

En conversación con Diario Voz Populi, el esforzado artesano mostró toda su satisfacción por lo obtenido, señalando “agradezco el respaldo de las cientos de personas que me dieron su apoyo en las redes sociales, al concejal Guzmán que me acompaño en todo este proceso, estoy inmensamente feliz y ahora solo me resta trabajar como siempre lo quise hacer, con este permiso que me otorgo el municipio de Victoria que dura hasta diciembre de este año”. Señaló-

Para toda la gente que se interese en adquirir el trabajo de Carlos, lo pueden ubicar en la esquina del Super Ahorro.

Compartir