print

64 estudiantes de segundo año de la carrera de Enfermería de la UNAP participaron de la Ceremonia de Investidura, rito simbólico que marca el inicio de las prácticas Clínicas en diferentes servicios de salud. Dicho proceso se refleja en la entrega de Tocas y Piochas, además la toma del Juramento de rigor, que demuestra el compromiso contraído con el cuidado y atención de la comunidad.

Ante la mirada atenta de padres, familiares y amigos, los jóvenes estudiantes sellaron su vocación de servicio, en este solemne acto realizado en el gimnasio de la Sede Victoria. De la misma forma, por primera vez empiezan a vestir el uniforme que los caracterizará como profesionales de la salud al servicio de la comunidad.

Fueron reconocidos valores como el compromiso constante, respeto y responsabilidad, distinción que fue recibida por el estudiante Eduardo Benavides Valenzuela y como mejor compañero fue elegido Hugo Mora Riffo.

Finalmente se exhibió un emotivo video preparado por esta promoción de estudiantes, en el cual expresaron los momentos más importantes que han vivido desde su ingreso a la UNAP, destacando el amor que sentía por esta carrera su compañera, María Catalina Jaque, que falleció producto de una penosa enfermedad el año pasado.

Participaron de esta Ceremonia el Alcalde Hugo Monsalves Castillo, los Concejales Luciano Alvarado Torres y Marco Baratta Bertoloni, Cuerpo Académico de la carrera de enfermería, docentes e invitados especiales.

Compartir