print

Con una ceremonia solemne cerca de 40 estudiantes de la carrera de Técnico de Nivel Superior en Enfermería perteneciente al Departamento de Formación Técnica de la UNAP cumplieron con un rito de gran trascendencia en la vida de quienes ejercen las carreras de la salud, la Investidura.

Este hito marca el inicio de las prácticas clínicas en diversos centros asistenciales, lo cual se traduce en la responsabilidad y compromiso por contribuir al mejoramiento de la salud de la población. Los futuros técnicos visten por primera vez el uniforme que simbolizará su profesionalismo y vocación de servicio.

Durante la ceremonia los estudiantes divididos en 8 grupos, recibieron de parte de la Jefa de Carrera, Enfermera Jimena Hernández Faúndez y docentes las Tocas y el Juramento.

En esta ocasión se contó con la presencia de orgullosos padres, esposos y familiares, lo cual otorga un marco de gran emotividad para cada uno de los participantes en la ceremonia.

El acto finalizó con la lectura del juramento, a través del cual los futuros técnicos se comprometen a ser agentes de cambio y contribuir con sus conocimientos, vocación de servicio y valores a la recuperación de la salud de las personas.

Compartir