print

Roberto Corona Contreras es un joven iquiqueño, Ingeniero Civil en Computación e Informática, quien desde siempre se ha sentido llamado a compartir su visión del mundo a través de su pasión: La fotografía.

Gracias a la convocatoria de la Oficina de Egresados y Titulados de la UNAP, realizó una Charla Motivacional en la Sede Victoria, Roberto Corona, más conocido como El Coleccionista de Sonrisas. Joven profesional formado en la carrera de Ingeniería Civil en Informática en Iquique y que se ha dedicado a su pasión: la fotografía pero en un contexto a escala social y humana.

Roberto Corona tras sufrir una importante pérdida en la empresa que con tanto esfuerzo había montado, decidió realizar un cambio de raíz en su vida y dedicarse a lo que le hacía feliz. De esta manera, inició un proyecto personal que se ha reflejado en “Collecting Smiles” a través del cual comparte un mensaje de esperanza capturando las sonrisas de habitantes de distintos rincones del mundo, reflejando su diversidad cultural y étnica.

En su relato nos indica que su propósito es vivir el día a día con una actitud positiva, donde en lo cotidiano se encuentra una razón para vivir con gratitud, que es la clave para alcanzar la felicidad. No se puede esperar que ese estado nos llegue cuando terminemos algo, compremos algo o vivamos esperando algo, la felicidad esta en cada uno de nosotros cuando empezamos a ver la vida con una actitud distinta y perdemos el miedo, agregó en su exposición.

Incluso Nikon Chile ha reconocido su pasión y entrega, y es por esa razón que Roberto Corona, se ha convertido en el nuevo Embajador de las Sonrisas de Nikon Chile para el Mundo.

Junto a Robi Smiles, un muñeco de género hecho con distintos elementos familiares y que es el símbolo de su proyecto, Roberto, quien es actual Embajador del Instituto del Bienestar, emprendió esta aventura, y ha sido tal el impacto que ha generado su trabajo que la cadena de televisión canadiense Global Degree lo invitó a postular a convertirse en uno de los 4 seleccionados para visitar 150 países en 60 meses y seguir recolectando sonrisas por el mundo.

Compartir