print

Jefe de Familia fue hallado muerto el 26 de octubre y se entregó el jueves 03 de noviembre.- “Diferente hubiese sido con otra posición social y recursos”, clama la hija.- Excesiva tramitación en instalar el Servicio en Victoria.

VICTORIA (Manuel Burgos).- La urgencia de acelerar los trámites para lograr reponer aquí la atención del Servicio Médico Legal (SML), quedó una vez más de manifiesto, al conocer la tragedia de una familia que debió esperar más de UNA SEMANA para sepultarlo , no sin antes, tener que velarlo ante una fotografía, y la imposiblidad que esa repartición lo entregara en los plazos normales, deambulando el cadáver por Temuco y Nueva Imperial.

Como se ha dado a conocer , los hechos se sucedieron dramáticamente, a partir del viernes 28 de octubre, cuando Sergio Rigoberto Maldonado Parra, 57 , casado, lo hallan fallecido en una caseta abandonada, de Baquedano esquina Arica y, por esa circunstancia, derivado al SML, en la capital regional.

En el domicilio de la familia, ubicado en Luis Cruz Martínez 754, su esposa Rosa , y una de los cuatro hijos (8 nietos), Valeria Maldonado, declaran que si bien es cierto, el paro que afecta a los servicios públicos , no entorpecieron las diligencias, pues

ese servicio no adhería a la detención de actividades, pero lo alteró el feriado largo.

SENSIBILIDAD

“El cuerpo debió trasladarse hasta el Consultorio de Pueblo Nuevo para la autopsia correspondiente y desde ahí, al establecimiento de Nueva Imperial para mantenerlo en frio, pues una de las médicas argumentó que ella no podía dejar su turno en Temuco, para ir a atender a mi padre a Imperial, aunque me lo pida el gobernador, nos dijo. Nos extrañó también que nos dieron como causa de fallecimiento de nuestro padre, el hígado graso, por lo del alcohol, pero no nos explicaron si fue cirrosis hepática, u otra , sino simplemente , hígado graso”, aclara la descendiente, reforzando que el diagnóstico no deja tranquila a la familia, más aún cuando el tanatólogo preguntó si el padre tenía problemas cardíacos y que , si no lo sabían ellos, que eran los profesionales que lo intervinieron , tampoco podía saberlo la familia, anotando lo costoso del traslado , en pasajes diarios para ir y venir, entre esta ciudad y las de Cautín, durante seis días, que les significaba 40 ó 50 mil pesos diarios.

“Nosotros nos íbamos a Pueblo Nuevo y desde allí, a Imperial, andábamos como una pelota , de allá para acá; fue una mala atención y de contradicciones entre ambas doctoras, en cuanto a realizarle la autopsia a mi padre, y entregarlo para su velatorio”, narra dolida la hija, indicando que la operación se efectuó en Nueva Imperial.

¿Y EL SML PARA VICTORIA?

Prosigue que “teniendo un tremendo hospital Victoria ¿Porqué no tienen un Servicio Médico Legal como corresponde?…A lo mejor nosotros, podríamos querellarnos pero por tiempo y dinero no lo hacemos…La idea es que esto no le vuelva a pasar a otra familia. La angustia es tremenda. Por un “golpe frío” para una persona así fallecida, le creo pero no para entregarlo después de ocho días sin siquiera velarlo o un servicio religioso de cuerpo presente…Diferente, si hubiésemos tenido apellido u otra posición social, habría sido distinto….”….

Hora de hacerse cargo de los ofrecimientos habidos, en este delicado y tortuoso tema, entre otros, durante la pasada campaña electoral y que no se confunda con sólo ganar adeptos para esa finalidad…No debería jugarse con las necesidades de la genta modesta y la dignidad de las personas.

Compartir