print
La ministra vocera de Gobierno, Paula Narváez, exigió que el caso de Brandon Hernández, joven mapuche de 17 años que permanece internado grave en la Clínica Alemana de Temuco tras recibir en su espalda el disparo de perdigones por parte de un funcionario de Fuerzas Especiales de Carabineros, “tiene que ser completamente investigado y aclarado”.

Hernández fue intervenido durante la mañana de este lunes por segunda vez y su familia acusa abuso de poder y violencia por parte de efectivos policiales que realizaban un operativo en la comuna de Collipulli, ya que el menor se encontraba boca abajo y reducido por los carabineros, quienes aseguran que lo ocurrido “es un accidente”.

“Este hecho tiene que ser completamente investigado y aclarado, Carabineros ya ha determinado una investigación de carácter interno para establecer qué fue lo que sucedió, el Gobierno mira con atención aquello, lo mismo respecto de lo que está el Ministerio Público, de acuerdo a sus facultades, está llevando adelante”, sostuvo la ministra.

Durante la tarde de este lunes el centro asistencial emitirá un parte oficial sobre el estado de salud del joven, el que sigue siendo grave aunque fuera de riesgo vital, pero su familia ya adelantó que los órganos más dañados son el hígado y pulmones.

Fuente Cooperativa.

 

Compartir