print

El miércoles 28 de septiembre en el Juzgado de Garantía de Victoria, el candidato a alcalde Hugo Monsalves Castillo, patrocinado por su abogado particular, don Alexander Schneider Oyanedel, ingresaron la querella por denuncia calumniosa, contra el candidato a concejal Luis Gabriel Toro Gallardo.

Como fue de público conocimiento, el 19 de abril del año en curso, el candidato a concejal por el PPD, Luis Gabriel Toro, denunció al en ese entonces Alcalde Hugo Monsalves, por el delito de Lesiones leves. Argumentando haber sido golpeado por Monsalves luego de una sesión de Concejo Municipal. Posteriormente constató lesiones y lo denunció ante carabineros.

Como recordaremos, esta supuesta agresión fue muy difundida por el candidato a concejal Luis Gabriel Toro por las redes sociales y diversos medios de comunicación, lo que no dejó indiferente a nadie en la comuna. Recordar que a raíz de esta denuncia, la fiscalía local de esta ciudad, siguió una investigación, la que recogió diversas declaraciones de testigos y los registros de las cámaras de vigilancia del Centro Cultural.

Esta investigación culminó con el sobreseimiento definitivo del candidato a alcalde Hugo Monsalves Castillo, en audiencia requerida por el Ministerio Público, y que se celebró el 10 de Agosto. La audiencia fue presidida por la jueza titular del Juzgado de Garantía de Victoria, señora Viviana García Utreras, y comparecieron a ella todos los intervinientes. En su exposición el fiscal Carlos Obreque, expuso los hechos de la denuncia y los elementos que se tuvieron en cuenta para arribar a la decisión de sobreseimiento definitivo, donde el Tribunal de Garantía resolvió acoger la solicitud del persecutor, toda vez que los hechos investigados no fueron constitutivos de Delito.

Consultado el candidato Monsalves por esta querella, señaló “mi pretensión es dejar en claro que no soy ningún matón, jamás he golpeado a nadie, no es mi perfil, ni siquiera cuando era niño. Yo entiendo la política como un servicio serio, donde quienes representamos a la comunidad tenemos un deber aún mayor de andar con la verdad por delante, y una mentira tan burda como esa, me denigró primeramente como persona…dejemos de lado al alcalde…y afectó a mi familia,…y luego como alcalde, que los represento ustedes, a nuestra comuna… eso, no puede quedar en el aire, debe limpiarse mi nombre.” Agregando “la juventud no puede ser sinónimo de irresponsabilidad, y cada uno tiene que hacerse cargo de lo que dice y hace, afrontando con ello las consecuencias que sus actos”.

Compartir