print

Las actividades forman parte los trabajos realizados por el Centro de Desarrollo de Negocios de Angol, operado por la Sede Victoria de la Casa de Estudios

Las actividades forman parte los trabajos realizados por el Centro de Desarrollo de Negocios de Angol, operado por la Sede Victoria de la Casa de Estudios

Lechería de cabra más elaboración de quesos, mueblería, artesanía en textiles, restoranes y trabajos en lana, son solo algunas de las propuestas presentes en la Escuela de Emprendimiento Femenino de Curacautín, en donde cerca de una veintena de mujeres de la zona, buscaron fortalecer sus ideas de negocios a través de los distintos talleres ofrecidos por el organismo a cargo del Centro de Desarrollo de Negocios de Angol, entidad operada por la Sede Victoria de la UNAP desde hace tres años, fruto del compromiso contraído con SERCOTEC, y cuyo objetivo es mejorar la realidad laboral y económica del sector.

En la ocasión, y como ha sido en años anteriores, las sesiones fueron impartidas por profesionales de la Incubadora de Negocios de la UNAP de Iquique, como Sandra González, Ingeniera en Informática y Directora de la Incubadora; Pablo Azócar, Arquitecto de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura; y Patricio Julio, también de profesión Arquitecto e integrante de la Facultad, quienes compartieron con las emprendedoras aspectos técnicos y teóricos a través de los diversos módulos de enseñanza interdisciplinarios, como modelos de negocios, innovación y creatividad, manejo de habilidades blandas, comunicación efectiva, fortalecimiento del negocio y manejo de tecnologías como herramienta para potenciar los emprendimientos. De la misma forma participaron dictando talleres los profesionales de la Sede Victoria, Magdalena Saavedra, Carolina Fuentes y Michael Araya.

En palabras de la Directora de la Incubadora, la experiencia resultó muy positiva, esto gracias a que “las personas nos motivaron mucho en el trabajo. Eran empresarias muy buenas, con el concepto claro de lo que pretendían lograr con su emprendimiento, preocupadas de incorporar nuevos conocimientos y con muy buenas ideas para ese elemento diferenciador y de propuesta de valor”, agregando además su interés por volver pronto a la región, con el fin de seguir ayudando a potenciar las ideas de negocios de las mujeres de La Araucanía.

Compartir