print

El parlamentario de La Araucanía insistió en que lo que está haciendo el Ejecutivo es “perforar una buena política pública”, haciendo alusión a la gratuidad, recientemente aprobada en el Gobierno de la expresidenta Bachelet.

Una primera aproximación tuvieron los integrantes de la Comisión de Educación con representantes del Ejecutivo, en el marco de la discusión del proyecto, en primer trámite constitucional, que crea un nuevo sistema de financiamiento solidario para estudiantes de la educación superior.

El nuevo sistema de financiamiento

Según la exposición del ministro Varela, el Sistema de Financiamiento Solidario (SIFS) será una ayuda financiera para los estudios superiores de pregrado emitido en UTM. Reemplazará al Crédito con Aval del Estado (CAE) y al Fondo Solidario de Crédito Universitario (FSCU). Será otorgado y administrado por una sociedad anónima del Estado (en adelante, la Administradora), que se está creando mediante un proyecto de ley.

Devengará una tasa de interés de 2% real anual desde el momento en que es otorgado. Financiará la duración nominal de la carrera o programa de estudios correspondiente, más tres, dos o un semestre adicional tratándose de carreras conducentes a grado de licenciado, a título profesional o título técnico de nivel superior, respectivamente.

El SIFS podrá ser complementado con las becas de arancel estatales existentes. El pago del SIFS iniciará 18 meses después del egreso, o bien luego de registrar tres semestres consecutivos sin matrícula (momento en que se declara la deserción).

Competencia desleal

En ese sentido, es que el senador de La Araucanía, Jaime Quintana, señaló que “lo que está ocurriendo hoy día en la Comisión de Educación, con el proyecto presentado por el gobierno, del nuevo CAE, lo que vamos a tener es más estudiantes endeudados que estudiantes titulados”.

Asimismo, Quintana agregó que “lo otro que vamos a tener es un sistema de competencia desleal a la gratuidad, recientemente aprobada en el Gobierno de la Presidenta Bachelet, y en donde definitivamente se perfora una buena política pública”.

El congresista fue más allá y expuso que “a nuestro juicio, no se está pensando en los estudiantes, sino que se está pensando principalmente, y así lo dijo el ministro (Varela)

cuando estuvo en la primera sesión de la Comisión de Educación, que había una preocupación por la sustentabilidad financiera de algunas universidades”.

Por otra parte, el senador Jaime Quintana manifestó su preocupación frente a la propuesta del Ejecutivo, donde a su juicio “lo que se está haciendo es bajar los estándares”, poniendo por ejemplo a la Universidad Iberoamericana.

“El gobierno pretende entregar acreditación institucional de tres años, que es acreditación de transición, intermedia, y eso provoca lo que le pasó a la Iberoamericana, que todos saben el colapso en que se encuentran los estudiantes de esa casa de estudios superiores…En definitiva, lo que pretende este gobierno, el ministro Varela, es legislar bajando los estándares de exigencia y los únicos perjudicados serán los estudiantes”, dijo el parlamentario.

En la misma línea, Jaime Quintana, aseguró que “nadie debe sorprenderse porque estamos frente a un proyecto con profunda carga ideológica. Aquí hay una mirada de país. Sin embargo, lo que vemos con preocupación es que este proyecto que crea el CAE 2.0 apunta a terminar con el trato preferente”.

Finalmente, el senador Jaime Quintana, dijo que “en temas tan importantes como echar por tierra la gratuidad y perjudicar a miles de jóvenes, el gobierno no va a tener nuestro apoyo”.

Compartir