print

La candidata a diputada por el distrito 22 destaca el valor de la gente grande.

Pasamos agosto, bienvenida primavera! Después del informe preliminar de INE respecto a la población en Chile, podemos decir que somos menos de lo estimado por las proyecciones estadísticas y que somos un país en proceso de envejecimiento acelerado.

Septiembre mes de las tradiciones implica asumir el desafío de la vejez como reservorio cultural, lleno de tradiciones gastronómicas, culturales, sociales, políticas, religiosas, prácticas y transferencia de conocimiento, un momento para compartir con las distintas edades.

Como no valorar las empanadas y cazuelas de nuestras madres y abuelos, como no dimensionar los campeonatos de cueca del adulto mayor cuyo entusiasmo y alegría nos llena de orgullo y esperanza en el futuro, como no valorar el patrimonio que representan las personas mayores. Comienza el mes de la patria, cuyo principal valor esta en las personas que la conforman, asumiendo que son muchos los desafíos y oportunidades y que los protagonistas constituyen la base de una sociedad mas justa.

La forma en cómo nuestra sociedad enfrenta la vejez, constituye el escenario de desafíos, espacio en que las personas mayores representan un capital social activo.

“Llamo a las nuevas generaciones a enfrentar el desafío de la vejez, a visitar a los mayores, a incluirlos en los planes de convivencia, a visitar a los enfermos y a luchar por sus derechos” no podemos estar ausentes y llenos de buenos deseos, debemos avanzar. Malleco tiene un alto porcentaje de personas mayores y los recursos escasos no han garantizado el bien estar en la vejez, contribuir a mejorar la calidad de vida, implica advertir la necesidad de redistribuir recursos, de valorar la vejez y avanzar en un cambio cultural donde la inclusión e innovación son claves, necesitamos a todos, para que las cosas cambien y necesitamos hacer las cosas de otra forma, con nuevos rostros y nuevas soluciones.

Septiembre es el mes de la patria y también debe ser el mes del patrimonio y es ese contexto las personas mayores están primero, la injusticia no puede ser la protagonista nuevamente, ya lo fue en invierno con los cortes de luz, en verano con la escasez de agua, con los abusos patrimoniales, el maltrato, las bajas pensiones, la falta de abordaje diferenciado a la salud de los mayores, con el abuso de las AFP y con la falta de cariño por la vejez. Pensemos nuestro país de otra forma, asumiendo las cosas buenas, pero reconociendo lo malo y que podemos ser parte de las soluciones, septiembre nos invita a transformar el tema de vejez en un tema de todos, un tema país!

Compartir