print

El parlamentario –durante su visita a Temuco- le reiteró al Intendente Jouannet que las autoridades deben dejar de hacer diagnósticos de la situación y pasar a las soluciones. Además, manifestó que el camino a la Paz Social no será fácil, pero tendrá un tremendo respaldo de todos.

Por más de una hora, el senador (RN) Alberto Espina sostuvo una fructífera reunión con el Intendente de la Araucanía, Andrés Jouannet, en Temuco. El parlamentario le reiteró las propuestas que le hizo llegar a la Presidenta Bachelet para conseguir la Paz Social en la región. También, el senador le indicó que era necesario formar una mesa de trabajo con todos los involucrados para eliminar los hechos de violencia.

El legislador afirmó que fue una reunión franca, muy directa al hueso, para intentar lograr avanzar en los caminos de la Paz Social en la región. “Quedamos en tener una segunda reunión de trabajo más específica. Le expresé una petición concreta: que las autoridades tenemos que pasar de los diagnósticos a las soluciones y, para conseguirlas, es fundamental que los parlamentarios, ya sean de gobierno y oposición, puedan juntarse”, propuso.

Asimismo, el senador Espina espera que el Intendente los convoque para que diputados y senadores puedan hacer sus propuestas puntuales y específicas sobre cómo avanzar en la solución a la situación de violencia, a la pobreza y al conflicto en general que vive La Araucanía, que –añadió- “nos tiene en una mala situación que se arrastra hace muchos años y que van mucho más allá de lo que ha realizado este Gobierno”.

En ese sentido, el parlamentario recordó que le dijo al intendente que aquí hay una película que hay que cambiar, porque, según el legislador, no se puede hacer más de lo mismo.

“Hay un acto primero que consiste en que hay un hecho de violencia. Un segundo en que no se pilla a nadie. Un tercero en que la autoridad anuncia acciones judiciales. El cuarto dice relación con que los parlamentarios y autoridades lo lamentan y esperan que no vuelva a ocurrir. Y el acto quinto muestra que no pasa nada. Esto viene repitiéndose hace mucho tiempo”, advirtió el senador Espina.

Aseguró que no es aceptable que líderes de esta región se contenten en ser comentaristas de lo que ocurre. Por eso, el parlamentario cree que es fundamental que el Intendente, que es el representante de la Presidenta de la República, lidere una propuesta por la Paz que aborde a fondo el tema de la delincuencia aislando

los grupos violentistas, pero también –agregó- aborde el tema de política de entrega de tierras.

“Ha sido un fracaso estrepitoso. Hay deficiencias graves en los programas sociales que se aplican en la región. Hay que revisar la pobreza rural y la participación de los pueblos indígenas en la institucionalidad chilena y, por supuesto, los hechos de violencia. Creo que este es el momento para que quienes representamos a la ciudadanía pasemos a acciones concretas. El desafío que le plantee al Intendente es que seamos capaces de construir un camino para la Paz Social en la región. Va a ser difícil. No será fácil, pero tendrá un tremendo respaldo el ser capaces de sentar a todos en una misma mesa”, puntualizó el legislador.

Explicó que en esa mesa deben estar sentados líderes mapuche, agricultores, parceleros y representantes de los poderes del Estado.

Paralelamente, manifestó que se alegra por la conformación de una comisión investigadora de la Cámara de Diputados para la violencia en la región.

“Más allá de las responsabilidades políticas que puede buscar una comisión investigadora, lo importante es que existan propuestas para la solución al conflicto. Lo más valioso es lo que plantea el diputado Becker en el sentido que quieren llegar a fondo sobre el tema. En esta región abordamos el asunto con una superficialidad increíble. Todo se reduce a aplicar una determinada ley y a no hacer nada”, finalizó el senador.

Compartir