print

Esta semana, entraron en funcionamiento la nueva cocina y comedor de la Escuela de Quino, instalaciones que permitirán dar un mejor servicio a los estudiantes y docentes del establecimiento, en condiciones que cumplan con todas las normativas sanitarias.

Estas obras fueron posibles gracias a la gestión de la Municipalidad de Victoria, la cual consiguió el financiamiento con la SEREMI de Educación, por un total de 81 millones de pesos para su realización.

Las obras en la Escuela de Quino formaron parte de un proyecto que también incluyó la cocina y comedor de la Escuela Ignacio Carrera Pinto de Victoria, que también comenzaron a funcionar recientemente, y cuya inversión fue de 77 millones de pesos.

Compartir